Opinión

Este centro de padres, al igual que sus antecesores, es consultado y escuchado permanentemente por las autoridades del colegio en materias en las que se nos permite tener alguna injerencia.

Ejemplos en este ámbito son el acuerdo de un máximo de 32 alumnos por sala para todos los cursos del colegio y la prohibición del uso de celulares por parte de los estudiantes en el interior del recinto escolar. También fuimos consultados  en la iniciativa –del CAVA- de sumar dos prendas al uniforme: chaqueta de polar y falda.